keyboard_arrow_right
Sinonimos de ilegal

Prostitutas chinas en madrid prostitutas china

prostitutas chinas en madrid prostitutas china

Este aislamiento físico y lingüístico puede ser un indicador de trata de personas con fines de explotación sexual. No suele haber evidencias de maltrato físico.

Y es que si no pueden salir del lugar de trabajo lo que es un indicador de explotación , unido al total desconocimiento del idioma, hacen que no tengan otro sitio en el que permanecer. Existen un doble aislamiento, físico y cultural, la lengua forma parte de un idioma y ellas no tienen los medios para poder comunicarse. No tienen autonomía, ni para salir ni para comunicarse. Todo ello nos hace pensar que puedan ser víctimas de la explotación sexual. Son indicios suficientes y que deberían ser tenidos en cuenta para tomar una serie de medidas al respecto.

Aunque la prostitución en las calles, parques, plazas o zonas periféricas de la ciudad tiene una disponibilidad de veinticuatro horas al día, las mujeres van rotando. Igualmente los clubes de alterne tienen un horario de apertura. No puede negarse a ofrecer un servicio. No son ellas quienes eligen al cliente con el que ocuparse. Esto es una característica muy llamativa y propia de las personas que se encuentran en una situación de explotación sexual.

Al encontrarse en una situación administrativa irregular, conviene que esas mujeres se queden dentro de los pisos para no ser detenidas y devueltas a su país por la policía. Como hemos dicho la mayoría de estos pisos o chalets se encuentran en toda la Comunidad de Madrid. El cliente no se puede cansar y quiere ver caras nuevas.

La mayoría de estas mujeres suelen tener entre 25 y 45 años. Son mujeres casadas cuya situación económica en China no era buena. Proceden sobre todo de las provincias de Lioaning, Heilongjiang, Fujian o Zhejiang.

Igualmente la mayoría tienen un hijo. El hecho de ser mujeres y de limitados recursos económicos las convierte en víctimas potenciales de esta clase de redes. Su situación de pobreza o familiar, motiva el intento o la esperanza de mejorar su situación económica en Occidente.

En muchos casos, se han acostumbrado a este trabajo por lo que no se planean dejarlo, sobre todo porque gracias al dinero que ganan, pueden ayudar a sus hijos que son la esperanza o el motivo de seguir adelante aunque se encuentren cada uno en un lado del mundo.

Aunque ejerzan la prostitución de forma voluntaria, puede ser que una vez llegadas a España hayan caído en manos de estas redes de explotación sexual y el no poder comunicarse hace que se resignen a permanecer en la mafia. Queremos hablar de mafias, porque encontramos muchos de los indicadores con los que trabaja la policía, que solo puede tomar medidas si son ellas las que denuncian su situación de explotación sexual.

Hablamos de prostitutas chinas, pero lo que resulta llamativo es que la prostitución es ejercida principalmente por mujeres extranjeras. Es la otra cara del capitalismo y la globalización. Se ha producido un desarrollo basado en los patrones culturales patriarcales. La feminización de la pobreza trae consecuencias como esta dura realidad, de mujeres se ven obligadas a ejercer este tipo de trabajos y que caen en redes de explotación sexual. Llama mucho la atención cómo las redes de mafias chinas relacionadas con la falsificación de productos normalmente textiles , son perseguidas.

Es cierto que sí se han llevado a cabo acciones de desmantelamiento de redes de prostitución, pero lo cierto es que son muy accesibles y el hecho de que la denuncia recaiga sobre la mujer, dificulta el trabajo de la policía.

Por otro lado, la relación entre la prostitución y los negocios es muy estrecha. Muchas decisiones sobre grandes operaciones económicas vienen acompañadas de fiestas. Por ello, es normal dentro de la lógica capitalista en la que se producen estas operaciones, que la prostitución llegue a aquellas sociedades que siendo patriarcales, y que aumente a medida que se desarrolla una economía capitalista. El problema es que siempre se focalizan las acciones en torno a la mujer.

La mujer china, rumana, nigeriana, colombiana, etc. Estos clientes, tienen derecho a satisfacer sus deseos, tienen derecho al sexo. Da igual la nacionalidad, lo curioso, es que en nuestro país no nos sorprende ver una prostituta extranjera, sino a una prostituta nacional.

Por ello es necesario mostrar esta realidad social concreta de estas mujeres chinas que viven en una sociedad paralela marcada por su condición de mujeres pobres, en un mundo donde el comprar cuerpos, es algo normal. Los y las responsables de la perpetuación de esta esclavitud sexual, somos todos y todas, tanto los clientes, como los Estados que alejan de sus agendas esta lacra para la sociedad. No son ellas, las mujeres chinas rumanas, nigerianas, colombianas, paraguayas, etc.

Will not be published Required. Puedes usar los siguientes tags html: Escribe un comentario Clic para cancelar respuesta. Hay burdeles en las cuatro plantas, pero llegar a la segunda es casi misión imposible. Hay al menos seis. Me miran mal y el ambiente es hostil. Una chica rumana me tira de la camiseta. No son ni las diez de la mañana, pero ya huele a alcohol.

Salgo y subo las escaleras a toda prisa mientras la rumana de antes me dice algo en su idioma. Sólo hay un piso abierto. Pero ahora muchos han cerrado. Se disculpa porque sólo tiene una chica disponible y me pide que la vea sin compromiso.

Así funciona este edificio: Sale una joven mulata adormilada, le digo que me lo pienso y que ahora le diré algo, la chica vuelve a su cuarto y yo me quedo un rato hablando con la madame.

El de Delicias, entre un bar y un bazar, abre las puertas de 9 de la mañana a 10 de la noche D. También me dice, con poca convicción, que las chicas no viven allí: También me dice que cada burdel es independiente de los otros. Yo le pregunto que por qué y ella me dice que porque así es la vida.

Que si me interesa la chica. Ya le estoy haciendo demasiadas preguntas. Salgo y subo al tercer piso. En el tercero también hay una sola puerta abierta. Tiene un cartel en chino, escrito a boli en una hoja de libreta. Pero en la puerta hay una señora colombiana que me atiende. Se conoce que es cliente habitual, porque lo reciben casi con honores de jefe de estado. Yo aprovecho la confusión y me largo.

Dentro distingo hasta tres voces femeninas con acento latinoamericano. Decido no entrar; ya sé lo que me voy a encontrar. El es otra cosa. Para empezar, en la puerta hay dos ecuatorianos que hacen de seguridad, de guías para los clientes y de recaderos para las prostitutas. Yo decido subir por las escaleras para ver qué me encuentro, pero no hay ni rastro de prostitutas agresivas. Cada piso tiene una sola puerta y hay que tocar. Pasas, se presentan y decides. Tiene 5 pisos y guardias de seguridad clandestinos en la puerta Moeh Atitar.

Le digo que yo no venía a tener sexo sino a hablar. Me dice que bueno, que algunos lo hacen. Por otra parte, los organizadores se protegían de la acción policial con frecuentes cambios de domicilio, lo que dificultó la labor de los agentes. También las mujeres, alrededor de , rotaban por los diferentes prostíbulos. Cada una de las seis organizaciones investigadas atendía una media de 60 clientes diarios. En ocasiones, hasta 18 clientes esperaron su turno en una sala.

La consiguiente investigación de un delito de blanqueo de capitales puso al descubierto que alguno de los detenidos enviaba a su país de origen grandes cantidades de dinero.

Realizaban transferencias internacionales periódicas desde cuentas en entidades españolas que se nutrían de ingresos en efectivo hechos a diario. Por orden de la autoridad judicial, algunos saldos de los detenidos han sido bloqueados. Este delito ya ha sido esclarecido. En ellos se ha detenido a 34 personas, de las que 14 son responsables y organizadores del ilícito negocio y 20, mujeres que ejercían la prostitución.

Contaban también con empleadas para labores de cocina y limpieza. Da igual la nacionalidad, lo curioso, es que en nuestro país no nos sorprende ver una prostituta extranjera, sino a una prostituta nacional. Curiosamente, es una zona en la que no abundan las whiskerías ni clubes de striptease. Existen un doble aislamiento, físico y cultural, la lengua forma parte de un idioma y ellas no tienen los medios para poder comunicarse. Dos hombres hacen guardia ante la puerta del del Paseo de las Delicias D. Por ello es quien recibe a los clientes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *